sábado, 14 de noviembre de 2009

Sueños rotos... Segunda parte: Normas...

Cuando desperté del sueño me encontraba atado a una cama ,algo mareado y confundido por la situación , en ese preciso instante escuche un ruido que me retumbaba en la cabeza, parecía el ruido de una puerta a la que le hacia falta engrasar…

¿Te encuentras bien?-Dijo una voz de fondo, que parecía la de Druck- Bueno, se ve que no, pero eso es solo hoy, ya mañana estarás mejor si dios quiere…

Druck,¿eres tu? – Dije con una voz débil.

Si –Respondió con voz suave

¿Qué hago aquí?-Pregunte.

Antes de dejarte ser libre debo explicarte varias normas y enseñarte a ser un vampiro-Dijo Druck sonriendo.

¿Y cuales son esas normas?-Seguí con el interrogatorio.

Primera nunca debes decir que eres un vampiro, segunda debes obedecer al conde y tercera esta penado con la muerte del vampiro enamorarnos entre vampiros del mismo sexo por cortesía del nuevo conde…-Dijo con una cara algo triste.

¿Te paso algo con alguna de esas normas?-Pregunte de nuevo.

¿Quieres que te sea sincero?-Respondió.

Sí.-Lo mire.

Antes del que el reinado lo arrebatara el conde Gerfor reinaba un conde llamado Laurent en su reinado todo estaba permitido, hasta los reyes de la época eran vampiros, pero luego un ejercito de vampiros empezó a conspirar contra el conde Laurent hasta conseguir el reinado y pusieron la norma de que los vampiros no podían salir con alguien de su mismo sexo, y yo estaba con un joven llamado Dylan, cuando se enteraron de que estaba con un hombre lo mataron el nunca dijo que estaba conmigo para que no me pasara nada ... aunque a veces pienso que debería haber sido yo el que estuviera muerto el no se lo merecía….-Comenzó a llorar.

Lo siento…-Conteste muy triste.

No te preocupes yo confío en ti…_Dijo mientras se secaba las lagrimas- Bueno vístete que tenemos que ir a ver al conde para que te de el visto bueno, te espero abajo…

Vale-Respondí.

Comencé a vestirme y pensando en lo que me había dicho, hay algo que no me cuadraba no me conocía apenas y ya confiaba en mi…

¡Vamos Igilovus date prisa!-Dijo Druck desde abajo.

¡Voy!-Conteste
Comencé a bajar por las escaleras debajo de ellas había un hombre extraño tapado con una capucha.

¿Y Druck?- Pregunte.

Esta en el coche Igilovus-Dijo el hombre encapuchado.

¿Cómo sabes mí nombre?-Pregunte.

Como para no saberlo eres el profeta.-Contesto

¿Cómo? ¿No entiendo?-Pregunte extrañado.

Olvida lo que te he dicho, yo no dije nada-Dijo preocupado.

Salimos fuera y me abrió la puerta del coche, subí a el, dentro estaba Druck, el coche comenzó a andar y yo me estaba preguntando ¿Qué quería decir con que era el profeta?...

7 comentarios:

  1. tooonto!! ¬¬ Esta muy bien!
    Tendrias que haberlo alargado un poco más, pero esta muy bien :D

    ResponderEliminar
  2. Profecías vampíricas que auguran un futuro de sangre y muerte

    ResponderEliminar
  3. Que way ^^ sigue pronto que me has dejao con toda la intriga XD

    ResponderEliminar
  4. tranqui esta historia va de sabado en sabado y va a tener sangre , sexo y drogas¡¡

    ResponderEliminar